martes, 3 de abril de 2012

Ensaladilla (sin patata)

Os dejo una variante de la ensaladilla, para que la podamos comer estando a dieta.
Ya que es mi plato preferido, tenía que inventarme una forma de poder comerla jeje.





Ingredientes (para una persona):
1 Zanahoria.
1 Huevo.
Espárragos.
1 Cebolla dulce pequeña.
Lechuga.
Tomate.
2 Palitos de Txaka.
Pimientos rojos de bote (sin aceite).
1 Lata de atún natural.
1 Cucharada sopera de Mahonesa Ligera (light).
1 Cucharada sopera de Queso de Untar light.
1 Cucharada de aceite de oliva o acalórico.

Preparación:
Ponemos a cocer el huevo y la zanahoria. Cuando estén cocidos y fríos, los picamos. También picamos y mezclamos con éstos la cebolla, los pimientos rojos, los espárragos, la txaka y el tomate. Todo picado en trozos pequeños. Añadimos también el atún natural escurrido. 

Para la salsa, mezclamos la cucharada de mahonesa con el queso light y la cucharada sopera de aceite. Si queremos darle un poco más de sabor, podéis añadirle una pizca de sal y un chorrito de vinagre. A mi me gusta solo con el aceite. 

Echamos la salsa a la mezcla y lo removemos para que quede la salsa bien integrada.

En un plato ponemos un poco de lechuga lavada y picada con un poco de sal y un poquito de vinagre y movida para que tenga sabor y le ponemos por encima la ensaladilla.

¡Me encanta!


Pisto

Imagino que mucha gente sabrá hacer esta receta tan rica, yo la aprendí gracias a mi madre, y aquí os la dejo, ya que es otra forma de cocinar las verduras y muy buena para quien está a dieta.


Ingredientes:
1 Calabacín.
1 Pimiento rojo grande.
2 Cebollas pequeñas dulces.
1 Patata pequeña (opcional).
1 Huevo.
Una pizca de sal y de aceite.

Preparación:
Picamos las verduras después de lavarlas en trozos pequeños y les echamos un poco de sal y removemos para que se integre bien. Ponemos en una sartén antiadherente una cucharada de aceite y la ponemos a calentar. Cuando el aceite esté caliente añadimos las verduras hasta que se pochen. Añadimos el huevo y vamos moviendo hasta que se haga mezclado con las verduras.

Tarta de Chocolate y Pasas


Ingredientes:
1 Huevo.
Leche desnatada en polvo.
Leche desnatada.
Edulcorante en polvo.
Cola cao light.
Gasificante y Levadura Royal.
Queso de untar light.
1 Yogur desnatado de Ciruela.
Pasas.
Aromas de Mantequilla, de Avellanas y de Vainilla (opcionales).

Preparación:
Para hacer el bizcocho, echar en un tuper cuadrado o rectangular de toda la vida (de plástico apto para micro) un huevo, 2 o 3 cucharadas soperas de edulcorante en polvo, 3 cucharadas soperas de leche desnatada en polvo, 1 gota de cada aroma, 2 cucharadas soperas de yogur desnatado de ciruela, 1 cucharada sopera de cola cao light, 2 sobres de gasificante y uno de levadura Royal. Mezclarlo bien, veréis como la mezcla va aumentando su tamaño y cogiendo como una consistencia de musse. Meter al microondas durante 3 minutos a máxima potencia. Cuando lo saquéis dejarlo reposar unos minutos para desmoldarlo. Dejar enfriar.

Para hacer la crema de relleno, mezclar 2 cucharadas soperas de leche desnatada en polvo, el resto del yogur desnatado de ciruela y una gota de aroma de vainilla.
Abrimos el bizcocho a la mitad y vamos rellenando el pastel ayudándonos de un cuchillo para coger la mezcla y extenderla (la crema es bastante pegajosa).



Para cubrir la tarta, he elegido una crema de chocolate. La he hecho mezclando 2 cucharadas soperas de cola cao light, 1 cucharada sopera de leche desnatada en polvo, 2 cucharadas soperas de edulcorante en polvo, 2 cucharadas soperas de queso de untar light, un par de gotas de aroma de avellanas y una piquinina de leche que le iba añadiendo según iba haciendo la mezcla hasta darle la consistencia que quería: como la de la nocilla.
Nos ayudamos con un cuchillo para ir cogiendo la mezcla e ir extendiéndola por encima y los lados de la tarta.

Para decorar, he hecho 2 bolitas con una cuchara de parte de la crema de chocolate y las he puesto según  me ha parecido, poniéndole pasas por encima y par de bombones sin azúcar, aunque la podéis decorar con lo que queráis. 

Está riquísima, eso sí, solo un trocito por día.